martes, julio 24, 2007

Morelos y los billetes de polímero

En Isopixel, Vuarnet se queja del flaco favor que le hicieron al Generalísimo José María Morelos y Pavón al ponerlo como protagonista de un anuncio en la radio en el que se queja del maltrato que sufre el billete de 50 pesos en el que aparece, incluso acusando al que lo escucha: "...quizá hasta tú me has hecho algo".
Vuarnet recuerda que Morelos tiene muchos méritos como mexicano y que fue un personaje clae de la Guerra de Independencia.
Morelos fue el organizador del Congreso de Anáhuac en 1813, el primer cuerpo de legisladores que tuvo el país. En esa reunión presentó sus Sentimientos de la Nación, un texto en el que ya prefigurara un modelo de nación, aunque adecuado a las creencias y costumbres de su tiempo.
De Morelos, Napoleón dijo que "con cinco generales como Morelos conquistaría el mundo".
Su papel en la Guerra de Independencia lo reveló como un gran general y al mismo tiempo como un estadista, un hombre interesado en construir una nación, no solo en ganar guerras.
Ahora, al ponerlo en el aviso de radio implorando para que no maltraten su billete, el Banco de México (Banxico) ha pecado de simple y de falto de respeto a la memoria de uno de los mexicanos más destacados.
respecto del cuidado de los billetes, el mismo Banxico tiene en su web algunas de las recomendaciones para cualquier tipo de billete:
• No engraparlos bajo ninguna circunstancia.
• No marcarlos, ni rayarlos para verificar su autenticidad.
• No escribir sobre ellos, ni sellarlos.
• No rasgarlos, ni arrugarlos.
• Guardarlos extendidos, es decir, sin realizar dobleces. Si fuera necesario doblarlos, hacerlo con el menor número de dobleces y evitando recalcar cada doblez.
• Mantenerlos alejados del fuego y humedad.
• En caso de identificar fracciones de billetes, no tratar de completarlas.
• Llevar billetes incompletos o marcados a su banco o a cualquier Centro de Canje.
También está disponible una explicación del ciclo de vida de los billetes, con un gráfico que explica el proceso:

También puede descargarse un video de la Fábrica de Billetes de Banco de México. Y conocer la historia del billete mexicano.
Un comentario aparte merecen los billetes de polímero, puestos en circulación desde el 30 de septiembre de 2002, primero con la emisión de los de 20 pesos y recientemente con los de 50 pesos.
El polímero es un sustrato plástico, el cual, técnicamente, se conoce como polipropileno de orientación biaxial (Biaxially-Oriented Polypropylene, BOPP). Se importa de Australia, único país que produce un material probado en la circulación diaria. El Banxico lo adquiere de Securency, una empresa australiana en la que tiene participación el Banco Central de Australia, y que en su sitio web explica a detalle el uso de los billetes de polímero(Guardian®, el sustrato de polímero usado para producir los billetes) en 24 países del mundo:

* Australia
* Bangladesh
* Brasil
* Brunei
* Chile
* China
* Indonesia
* Kuwait
* Malasia
* México
* Nueva Zelanda
* Nepal
* Nigeria
* Irlanda del Norte
* Papua Nueva Guinea
* Rumania
* Singapur
* Islas Salomón
* Sri Lanka
* Taiwán
* Tailandia
* Vietnam
* Samoa Occidental
* Zambia
También se puede consultar una lista de los billetes y las denominaciones que se han lanzado en cada país.
El 3 de julio se dió a conocer que el Banxico(Comunicado en PDF) se asoció con Securency para instalar en Querétaro una fábrica de billetes, en la que se invertirán 130 millones de dólares y que comenzará a operar en el primer trimestre de 2009. La inversión es del 20 por ciento por parte de Banxico y el resto de la empresa australiana.
Entre las ventajas del uso de billetes fabricados con polímero están:

• Ahorros: Debido a la mayor duración, en el caso particular del billete de $20 de polímero, se ha estimado que representa un ahorro de 42 por ciento respecto a si se continuara fabricando en papel.

• Mayor duración: Los datos indican que el billete de $20 fabricado en polímero tiene una duración de tres y media veces la que tenía este billete cuando se fabricaba en papel.

• Mayor limpieza e higiene: Aún después de transcurridas estas 3.5 veces la duración que tenía el billete de papel, los billetes regresan a este Instituto Central más limpios.

• Mayor seguridad: El índice de falsificaciones de billetes de esta denominación se ha reducido de 18 billetes falsos de papel por millón de piezas en circulación al cierre de 2002, a 0.6 billetes falsos por millón de piezas en circulación al cierre de 2004.
También tienen su desventajas:

• Después de un tiempo llegan a rasgarse: debido a que se ensucian más lentamente, duran mucho tiempo en circulación hasta que llegan a romperse. Son particularmente vulnerables a las grapas y objetos punzo-cortantes, por lo que no deben engraparse.

• Su manejo puede dificultarse: En algunas ocasiones puede resultar más complicado su manejo, por ejemplo, pueden pegarse si están mojado o contienen algún otro líquido. También puede ser un inconveniente el que los dobleces en estos billetes tienden a permanecer.
Para muchos usuarios, entre los que me incluyo, la facilidad de los billetes de 20 pesos fabricados con polímero para romperse me irrita, cuando menos lo acuerdas ya te quedaste sin poder utilizar tu dinero. También se dificulta contarlos y como lo señala el Banxico, en especial si están mojados.
Lo cierto es que al paso del tiempo todos los billetes serán de este material y no volveremos a ver los impresos en papel. Con excepción de las colecciones y de los que se han quedado guardados entre las páginas de un libro, que no te los gastaste porque no eres aficionado a la lectura y jamás volviste a abrir ese libro en que los escondiste.
Por cierto, es un momento feliz hojear un libro y encontrar un billete, especialmente si es de una denominación vigente y puedes ir a gastarlo.
Cuando era niño, mis tíos me regalaban billetes de 5, 10 y 20 pesos, los cuales guardaba entre las páginas de un libro con oraciones, el cual sólo abría para tomar un billete y acompañar a mi papá a ver partidos de futbol llanero. Mi papá me llevaba con la condición de que le invitara fruta o una paleta de hielo, lo que yo hacía con mucho gusto, con tal de que me llevara al paseo.

Technorati tags:

No hay comentarios.: