lunes, junio 16, 2008

Adelgazar vomitando en una carrera de kilos entre proana y promia

Anorexia y bulimia son palabras que pueden pasarnos de largo; vomitar la comida es una frase que puede hacer que se nos arrugue la nariz. Muñequitas de porcelana nos suena a un adorno mas que a una descripción física.

Digamos que yo sabía que era eso de comer y luego correr al baño a vomitar, lo había leído en algún lado. Pero no conocía el infierno de alguna familia que tuviera entre sus miembros una campeona de esa carreras de kilos. Hasta que un amigo me dijo que su sobrina estaba a punto de morir de anorexia. Pocos meses después, otra persona que conocía me comentó que una sobrina suya estaba empeñada en vomitar la comida, obsesionada por bajar de peso.

En algún lado supe también que devolver la comida llega a ser un problema en algunos colegios, porque el vómito se endurece cual cemento y tapona las cañerias.

Quienes conviven con una princesita de cristal libran una feroz batalla en la que la televisión y los medios de comunicación se convierten en poderosos enemigos a vencer. La divulgación constante de ofertas para adelgazar, de dietas fáciles de seguir, de estereotipos de belleza que promueven cuerpos delgados y bien formados, conforma una valancha bajo cuyo peso padres y hermanos caen sin poder salvar a la hermana empeñada en bajar y bajar kilos, en una espiral que en el fondo conlleva a desaparecer.

Ana y Mia pueden llegar a ser dos compañeras de casa que un día te arrebatarán, entre consejos para vomitar, a tu linda princesa perfecta. Y luego se mudarán al acecho de otra princesa de cristal para romper en mil pedazos.

Acá lo pueden decir mejor:


Si llegaste aqui buscando tips para devolver el estómago, quizá te convenga ir hasta acá, donde te dicen como Ana y Mia te llevarán por un cuento de hadas, una historia de princesas sin un final feliz.

Por cierto, busqué en la web de la Secretaría de Salud de México y no encontré nada. Supongo que al gobierno mexicano le vale madre que se rompan las princesitas de cristal.

Aviso: esta entrada se redactó para participar en la promoción de Mangas Verdes, un año de alojamiento web gratis y para contribuir al posicionamiento de las webs que contribuyen a combatir la anorexia y la bulimia.


Technorati tags:

2 comentarios:

estudio de paisajismo dijo...

que pena ver a algunos adolecentes probocarse vomitos para poder adelgazar es una realidad triste!!

cecilia dijo...

Quizas no quede en el vacío
VaLa verdad chicos, porque necesito suponer que todavía son chicos, que me gusta leerlos y les juro que intento entenderlos. Mi hija se muere por padecer anorexia y bulimia pero sinceramente creo que antes me enterrará a mi….cuanto lo lamento por ella y Uds. Saben? la vida es hermosa…quizás ni ustedes ni mi hija aún se dieron cuenta.Es cierto hay caidas y tropiezos pero nos levantamos y seguimos….eso es VIVIR….no limitarse a lo estético y la apariencia…las mamás morimos de pena cuando se mueren nuestros hijos….es triste…no los trajimos al mundo para éstopor favor necesito hablar macesanch@hotmail.com y tambien hice un blog anorexiamama.blogspot.com.Me encantaría entender