jueves, junio 28, 2007

El Experimento

Al citar tres estudios psicológicos que hoy serían ilegales, en Teleobjetivo incluyen el de la prisión de Stanford, una historial real en la que se basó la película alemana El Experimento, aunque explícitamente los créditos dicen que no está basada en hechos reales.
Teleobjetivo pone:
2 - El experimento de la prisión de Standford

En 1971 se seleccionó a 24 estudiantes, entre los que se repartieron aleatoriamente los papeles de guardián y preso. El día que comenzó el experimento, los que hacían el papel de preso fueron sorprendidos en sus casas, esposados y llevados a una cárcel creada en el departamento de psicología para el experimento. A los prisioneros se les despojó de sus pertenencias, se les dio un mono de nylon y un número de identificación. La única misión de los guardianes era vigilar el cumplimiento de las normas.

En unos pocos días, los guardianes se volvieron sádicos y empezaron a someter a los prisioneros a tratos vejatorios, y muchos de ellos sufrieron depresión, ansiedad o apatía. A pesar de que todos sabían que era solo un experimento, guardianes y prisioneros se metieron completamente en sus papeles. Los resultados fueron tan dramáticos, que el experimento se suspendió tras solo seis días (debía haber durado dos semanas).
El Experimento reproduce una historia similar, en la que el nivel de sadismo, abuso, violencia y salvajismo va aumentando sin que ninguna fuerza exterior altere la ruta del horror.
La película es maravillosa en el sentido de poner en perspectiva como el ser humano es presa fácil de sus temores y pasiones y termina por encaminarse hacia derroteros que se convierten en un callejón sin salida.
Para mi gusto particular, la película puede usarse para enseñar a grupos de trabajo como los integrantes se van autoasignando roles hasta descomponer el equipo. Puede verse la forma en que individuos con intereses afines se atrincheran del mismo lado, haciendo alianzas que pueden perjudicar el objetivo fundamental del grupo. Y al mismo tiempo puede explicarse por qué otros miembros, al autoasignarse otros roles, terminan por ser la carne de cañón de los más avorazados.
Del mismo modo, se pueden identificar los roles de quienes se autoexcluyen del trabajo de equipo, por apatía, envidia u otras razones. Además, ejemplificando con la película puede hacersen notar cuando el jefe de un proyecto, el líder de un equipo, etc. delegan tareas en los subordinados sin la suficiente autoridad o con déficits de responsabilidad.
La Universiad de Stanford mantiene una web oficial del experimento, en la que puede consultarse abundante información relacionada con el experimento original.

Vìa Teleobjetivo

Technorati tags:

No hay comentarios.: