sábado, marzo 08, 2008

La mitad de los freelancers mexicanos ha sido amenazado, según estudio de la Fundación Rory Peck

México es uno de los países más peligrosos de Latinoamérica para ejercer el periodismo, según un informe difundido hoy por la Fundación Rory Peck, dedicada a fomentar la seguridad de periodistas independientes (freelance).

"Amenazas, golpes, secuestros, desapariciones y hasta asesinatos. Estas son algunas de las condiciones más graves para trabajar en la cobertura informativa en México y de las cuales los freelance también son víctimas", afirma la Fundación, con sede en Londres.

El documento, de 50 páginas y titulado Freelancers en México, se basa en un sondeo de opinión hecho a 300 reporteros independientes mexicanos, así como en reuniones con profesionales de ese sector celebradas en 2007 en 15 ciudades del país.

Según la investigación, la primera de ese tipo que se lleva a cabo en México, 50% de los encuestados asegura haber recibido amenazas, 40% de las cuales han sido verbales.

Asimismo, 31% de esas amenazas son telefónicas; 10%, físicas; y 7%, denuncias penales o civiles en contra de los reporteros, toda vez que 2% pueden acarrear un secuestro.

Esas intimidaciones provienen del Gobierno, policías y militares en 51% de los casos, en tanto que 29% proceden de la ciudadanía en general y 9% tiene su origen en el narcotráfico y el crimen organizado.

Alrededor de 36% de los freelance que sufren esos riesgos prefiere darlo a conocer a su medio de comunicación, mientras sólo 11% es partidario de denunciarlo ante la Justicia.

Un dato llamativo es que 34% normalmente decide no presentar denuncia alguna, "una muestra de desconfianza en los poderes públicos que a su vez genera impunidad, ya que sin denuncia la Justicia no puede actuar", según el informe.

La Fundación destaca que, desde 2005, "18 profesionales del medio periodístico han sido asesinados, cinco han desaparecido, cuatro redacciones de periódicos han sido víctimas de atentados con bomba y muchos más periodistas han sido lesionados y amenazados" en México.

Según María Idalia Gómez, periodista freelance y reportera de la Unidad de Respuesta Rápida en México de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), "desde 2001 hasta la fecha, son 22 asesinatos (de periodistas) y siete desapariciones".

En opinión de Gómez, que ha colaborado con la Fundación, "no hay una conciencia plena de lo que se está viviendo en México", donde "la libertad de expresión está siendo atacada y el derecho a la información de la sociedad está siendo eliminado".

Para Pedro Enrique Armendares, director ejecutivo del Centro de Periodistas de Investigación (CPI) y miembro del Comité de Consejo en México de la Fundación Rory Peck, "la frágil democracia mexicana necesita urgentemente un periodismo objetivo y crítico".

"Pero desafortunadamente -insistió Armendares-, este país no ha sido capaz de brindar un entorno en el que los periodistas independientes puedan realizar su trabajo sin temer por su integridad personal o, incluso, por su vida".

El informe, además, subraya la "precaria situación laboral" de los reporteros independientes mexicanos, la mayoría de los cuales tiene bajos ingresos, carece de contratos y no dispone ni de seguro médico ni de entrenamiento para salvaguardar su seguridad personal.

En definitiva, el estudio persigue proyectar una "luz" en la "oscura situación" de los informadores independientes mexicanos, comentó la directora de la Fundación, Tina Carr.

La Fundación Rory Peck, que concede unos premios anuales de gran prestigio en el mundo periodístico, se creó en 1995 y toma su nombre del cámara británico muerto cuando cubría el golpe de estado de 1991 en la Unión Soviética que llevó al poder a Boris Yeltsin.

Esta institución promueve el trabajo de periodistas de televisión independientes de todo el mundo y ayuda a las familias de esos profesionales fallecidos durante el ejercicio de su trabajo.

El Universal | México, entre países de AL más peligrosos para periodistas


Technorati tags:

No hay comentarios.: