viernes, mayo 25, 2007

Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter 2007



Ya se lanzó la convocatoria al Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter 2007, diigido a periodistas mexicanos y que tiene como objetivo premiar los trabajos periodísticos que recuperen aspectos de las relaciones México-Alemania.
La pretensión es promover la reflexión y el análisis de la actualidad alemana en los medios mexicanos.
El premio se lo llevarán los trabajos que desde una mirada crítica, fresca y sin estereotipos exploren el país teutón y reflejen, también, los diferentes ángulos de las relaciones con México.

Mas información a detalle en el sitio del premio

Technorati tags:

jueves, mayo 03, 2007

Debate: informar o no sobre la violencia

En su blog Rehilete, en El Universal, Jorge Zepeda Patterson ha iniciado un debate sobre "sobre el dilema en que nos encontramos los periodistas sobre la difusión de los videos y escenas violentas".
Entre las reflexiones que hace Zepeda están las siguientes:
Las redacciones de los periódicos y noticieros de televisión en México están divididos por la pregunta. ¿Qué deberíamos hacer con el próximo video que los narcos difundan sobre alguna ejecución? ¿Publicamos la foto de una cabeza degollada? ¿Damos a conocer la nota intimidatoria que dejan clavada en el cuerpo de su víctima? Las razones que tienen los narcos para enviar tales mensajes son obvios: marcar territorio, intimidar al enemigo, aterrorizar a la opinión pública para que nada se les resista, someter a los cuerpos policíacos, apagar el ánimo de los funcionarios que les combaten, etc.

Es un hecho es que estas bandas criminales desean que se difundan sus mensajes y los medios de comunicación lo estamos haciendo. El sentido común indicaría que no es correcto hacer aquello que le interesa y conviene al crimen organizado.

Sin embargo, tampoco es sencillo para los medios de comunicación erradicar estos temas. Si bien es cierto que los noticieros de televisión se han convertido en un inventario de nota roja, no es tan fácil dejar de hacerlo.

Entre otras cosas, porque es gravísimo lo que está pasando. Los periodistas haríamos un flaco favor a la comunidad si nos pusiéramos hablar de otras cosas, mientras el crimen organizado toma el control de Monterrey, el narcomenudeo se enseñorea de nuestros barrios y escuelas, y los tribunales y cuerpos policíacos terminan por ser quebrados totalmente por los carteles. Y justamente eso es lo que está sucediendo.

En este momento se está librando una verdadera guerra en nuestras calles y en nuestras sierras. Una guerra que estamos perdiendo. Pero aún menos oportunidades tendremos de ganarla si ofrecemos sucedáneos a la opinión pública y construimos una operación “avestruz” distorsionada pero tranquilizante.

Lo que si está claro es que el Estado mexicano no podrá ganar esta guerra sin una intervención decisiva de parte de la sociedad en su conjunto. Y eso requiere de una opinión pública informada y participante, que sepa de la gravedad de la situación y las incidencias de esta lucha. Justamente esa es la responsabilidad de los medios de comunicación.

Desde luego que podría matizarse la violencia de algunos mensajes. Particularmente aquellos que son contraproducentes.
Desde luego que no es fácil darle a Jorge una respuesta en un sentido u otro. Entre otras cosas porque la idiosincracia mexicana ha hecho un culto de la nota roja, traspasando la frontera del mero interés informativo para trascender al enfermizo morbo de ver fotos y textos que reproducen las desgracias ajenas.
Recuerdo un texto de Carlos Monsiváis en el que decía que los mexicanos leemos la nota roja para comprobar que no fuimos la víctima.
La violencia del narco parte, desde el punto de vista informativo, de una realidad en los medios de comunicación del país: apenas se cuentan los muertos y se dejan de lado los antecedentes, los quiénes, los cómos y los porqués. En otras palabras, el narco ve reflejada en los medios su obra pero de manera superficial, porque así han construido su relación con los informadores, a base de amenazas para socavar el trabajo informativo.
En función de esto, la realidad que presentan los medios está acotada por el mismo crimen organizado y con ello consiguen su propósito propagandístico, como lo señala Zepeda.
Aquí también hay que considerar que las autoridades, de los tres niveles en el país, tienen una política informativa que tiende a poner un manto que cubra los detalles del crimen que realiza la delincuencia organizada. Unas veces por la complicidad de policías con delincuentes y otras por el miedo de los políticos a que la sangre del narco salpique sus carreras políticas.
Ese miedo a que la violencia afecte sus intereses políticos ha obligado a los titulares de los gobiernos a mostrar una constante opacidad respecto de la información de las acciones de la delincuencia organizada. Tanto si es la SIEDO como la AFI y en general la PGR, la información que entregan a los medios es mínima, siempre con el pretexto de que se entorpecen las investigaciones, cuyos resultados jamás se dan a conocer.
Quizá, la apuesta sea por la difusión de los hechos de violencia, no para enriquecer el morbo, sino para mostrar a los ciudadanos la incapacidad de las autoridades para garantizar la seguridad pública y la paz social, entre otras cosas porque en muchas ocasiones no se sabe dónde termina el policía y empieza el delincuente.

Technorati tags:

Irak, país más peligroso para el periodismo

París. Un total de 167 periodistas o colaboradores de medios de comunicación han muerto en Irak desde el inicio del conflicto en 2003 y 12 reporteros están secuestrados en ese país, informó este jueves Reporteros Sin Fronteras (RSF).

De acuerdo con los datos publicados por Reporteros Sin Fronteras (RSF), con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, desde el inicio del conflicto en 2003, 69 reporteros han sido secuestrados en el país árabe.

La organización que vela por la libertad de prensa en el mundo señaló este jueves que Irak es el país más peligroso del mundo para el ejercicio del periodismo.

De los 13 periodistas que permanecen secuestrados en este momento en el mundo, 12 son reporteros iraquíes que permanecen retenidos en su propio país.

Además de Irak, las zonas más peligrosas para los informadores son el territorio palestino de la franja de Gaza y el sur y el este de Afganistán, donde los talibán aún tienen una importante presencia.

La jornada mundial de la prensa fue celebrada, además de por Reporteros Sin Fronteras, por el Consejo de Europa y por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), entre otros organismos.

En un breve comunicado, el Consejo de Europa lamentó en este día que siete meses después del asesinato de la periodista rusa Anna Politkovskaya todavía no se conozca quién la mató ni la identidad de quién presuntamente encargó su asesinato.

El Premio Mundial UNESCO-Guillermo Cano de Libertad de Prensa de este años será otorgado de manera póstuma a la periodista rusa asesinada.

El acto de entrega del premio, en el que participarán familiares de la periodista, se celebra en Medellín (Colombia) por decisión de la UNESCO.

La seguridad de los periodistas será el tema central del Día Mundial de Libertad de Prensa que la UNESCO celebra en Medellín.

En un comunicado, la UNESCO precisó que las conmemoraciones incluyen la organización de un seminario de dos días sobre la seguridad de los periodistas y la impunidad de los delitos perpetrados contra ellos.

De acuerdo con datos de organismos profesionales, 2006 fue el año que más periodistas murieron en las últimas décadas, cuando al menos 75 reporteros y 32 empleados de los medios de información fueron asesinados, según datos de RSF.
La Jornada | RSF: 167 periodistas han muerto en Irak de 2003 a la fecha

Technorati tags:

miércoles, mayo 02, 2007

Los narcos mexicanos, predadores de la libertad de prensa: RSF

Los cárteles mexicanos de la droga irrumpen en la lista de "predadores" de la libertad de prensa de 2007 dada a conocer hoy por la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), en la que el presidente interino de Cuba, Raúl Castro, se une a su hermano Fidel.

"Responsables del asesinato de varios periodistas", los cárteles mexicanos constituyen una de las principales novedades de la lista de 2007 en la que también entran los presidentes de Azerbaiyán, Ilham Aliev, y Laos, Choummaly Sayasone, y donde siguen otros jefes de Estado como los de China, Hu Jintao, Rusia, Vladimir Putin, o Irán, Mahmud Ahmadineyad.

El rey de Nepal y el jefe de los rebeldes maoístas de ese país abandonan la lista, tras el alto el fuego que puso fin a un intenso conflicto que afectó a la libertad de prensa.

RSF responsabiliza a los cárteles de la droga de México de la creciente peligrosidad para los periodistas en diversos estados mexicanos, sobre todo en aquellos en los que el tráfico de estupefacientes está más presente.

La organización atribuye a los carteles de la droga o sus sicarios buena parte de los 24 asesinatos de periodistas en México desde 2001, incluido el del corresponsal de Televisa en Acapulco, Amado Ramírez, a comienzos del mes pasado.

Recordó también que 2006 fue un año "catastrófico" para la libertad de prensa en México, donde murieron asesinados diez periodistas, varios de ellos a manos de los traficantes de drogas. En la lista de 2007 de "predadores" , divulgada con motivo del Dia Internacional de la Libertad de Prensa, continúa Fidel Castro y entra su hermano Raúl, que ha asumido el poder de forma interina y bajo cuyo mandato la situación de la libertad de prensa no ha mejorado en la isla, según RSF.

Con la llegada de Raúl Castro al poder la organización ha notado un cambio en la estrategia del régimen para intimidar a la prensa: se han sustituido las largas estancias en prisión de los últimos años por pequeños actos de presión, detenciones preventivas a periodistas y otras amenazas veladas.

RSF recordó que 26 periodistas siguen en las cárceles castristas y que el mes pasado el periodista independiente Oscar Sánchez Madan fue condenado en un juicio sumarísimo a cuatro años de prisión por "peligrosidad pre-delictiva" . Era el tercer periodista condenado por este "delito" desde el relevo provisional al frente del régimen cubano.

Tampoco ha mejorado la situación en Colombia, que sigue contando con dos "predadores" de la libertad de prensa: el jefe paramilitar Diego Fernando Murillo Bejarano y el guerrillero Raúl Reyes (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC) .

RSF acusa a los paramilitares y a las FARC de presionar a los medios de comunicación hasta el punto de que algunas regiones del país se han vaciado de informadores ante la imposibilidad de soportar las amenazas.

Las FARC son especialistas en el sabotaje de antenas o en atentados contra medios de comunicación, en particular cuando les relacionan con el tráfico de drogas, según RSF.

Además, la organización defensora de la libertad de prensa recuerda que entre 1997 y 2005 medio centenar de periodistas fueron secuestrados por la guerrilla.

Los periodistas sufren también la presión de los grupos reconstruidos por paramilitares desmilitarizados, como los "Águilas negras" , autores de actos de intimidación, sin olvidar que son sospechosos del asesinato en febrero de 2006 del periodista radiofónico Gustavo Rojas.

El presidente de Laos entra en la lista después de que asumiera el poder en junio de 2006 y de que RSF comprobara que no ha hecho nada para mejorar la situación de la prensa en el país, mientras que el de Azerbaiyán irrumpe tras los "deplorables" casos detectados, con condenas a periodistas y medios de comunicación contrarios al poder.
El Universal | Narcos mexicanos, predadores de la libertad de prensa: RSF

Technorati tags: