sábado, abril 09, 2005

Otro periodista desaparecido.

Lo que sigue es una nota que publicó El Imparcial y que amablemente me hicieron llegar vía correo electrónico.
La publico aqui en solidaridad por la desaparición del reportero Alfredo Jiménez Mota y haciendo votos para que pronto reaparezca, con vida.

Más:
Reparte familia de EL IMPARCIAL volantes para encontrar a Alfedo
Exhorta Arzobispo a que Sonora se sume a plegarias por Alfredo

Alfredo no anda armado, sólo tiene la pluma, dice su padre

Elimparcial.com

HERMOSILLO, Sonora.- A quienes tengan en su poder a Alfredo Jiménez Mota,
sólo una cosa les piden sus padres, que lo regresen con vida.

Con el semblante duro para no mostrar debilidad ante su familia, José Alfredo
Jiménez Hernández, padre del reportero Alfredo Jiménez Mota, quien el sábado
desapareció, comunicó su preocupación por no saber dónde se encuentra su hijo.

Frustración, dolor e impotencia, son los sentimientos y sensaciones que embargan
a Jiménez Hernández y a su esposa Esperanza Cota, así como a su hija Leticia, de
26 años, hermana de Alfredo.

"... sentimos frustración, dolor, impotencia, por no saber dónde está (Alfredo),
si ya comió, si durmió, por cómo lo tratan o por si huyó al darse cuenta que
estaba en peligro", manifestó, "siempre nos ha tratado de proteger, no nos dice nada.

"A quienes lo tengan detenido les pedimos que nos lo regresen con bien, a nadie
le deseo que estén en mi lugar, es muy duro, pero uno es fuerte por su familia,
pido que no me lo lastimen, no anda armado, sólo tiene la pluma", murmuró.

El afligido padre de familia agradeció todas las muestras de solidaridad y
disponibilidad de apoyo que el gremio periodístico de Sonora y Sinaloa le han
manifestado, sobre todo de esta Casa Editorial y las autoridades estatales.


Recomendación de un padre

Como un padre que ama a su hijo, don José Alfredo siempre le recomendó a su
primogénito que se cuidara y que anduviera a la defensiva.

"Él (Alfredo) todo el tiempo andaba a la defensiva, le aconsejaba que no
dejara pasar nada de lo que ocurría a su alrededor y que no tratara de
atacarlos tan seguido (al crimen organizado)", explicó.

Con el rostro entristecido recordó que en varias ocasiones le decía que no
quería que fuera otra estadística.

"Le decíamos que cambiara de sección, que se fuera a deportes, a espectáculos
o política", dijo, "pero no lo convencimos, a él le gustaba o le gusta la
policiaca".

Cuando estaba en Sinaloa, en El Debate (periódico estatal) tuvo problemas
con lo que escribía, recordó su padre.

"Le llamaban los emisarios de los narcos, pero hasta ahí, le decían que le
bajara dos rayitas, incluso llegaron a ofrecerle dinero y nunca aceptó",
señaló.

Conciente del peligro

Alfredo Jiménez, de acuerdo a su padre, estaba conciente del peligro al que
se enfrentaba al especializarse en temas de narcotráfico y seguridad pública,
pero era la línea que le gustaba trabajar, estaba convencido de ello.

Ya sea en Sonora, Sinaloa o cualquier otro lugar en México o incluso Estados
Unidos, le fascinaba trabajar en este tema.

"... él está conciente de que podían matarlo, él nos protegía mucho, el teléfono
de nosotros ni a EL IMPARCIAL se lo entregó", mencionó, "me gustaría quedarme
aquí (Hermosillo) para buscarlo, pero no conozco.

"Si supiera donde lo tienen ahí estaría, a parte de hijo es un gran compañero,
un amigo, cuando cumplí 52 años yo estaba en Nogales y fue hasta allá a estar
conmigo, me duele, nunca me dejó abajo, ese era su dicho", comentó.

Después de fumarse tres cigarrillos por los nervios que lo agobia, añadió que
ya no tiene con quien platicar como lo hacía con él.

"Somos una familia pequeña y nos la desbarataron estas personas que se lo
llevaron", agregó casi resignado.


Technorati tags: , , ,

No hay comentarios.: