viernes, septiembre 24, 2004

Muere la cultura, muere el ser humano

Lo leo aquí en IBLNews y me da cierta tristeza: "Muere el único idioma hablado exclusivamente por mujeres".
Se tratas del nushu, que durante 400 años las mujeres del sur de China usaron para contarse sus cosas y para hacer herencia de sus consejos y experiencias a las jóvenes de sus comunidades.
Las nuevas sociedades, ávidas de modernismo, hemos ido enterrando las tradiciones, las costumbres de nuestros ancestros. Asesinamos una parte de nuestra cultura e intentamos sustituirla por otras formas de vida, casi siempre copiadas a otros países.
La sabiduría sobre la naturaleza, sobre las artes manuales, sobre las leyendas, que cada uno de nuestros ancianos atesoraba se ha ido perdiendo cuando ellos mueren.
Allá en China pierden un idioma, acá perdemos la identidad. Somos menos mexicanos y más estadounidenses. renegamos de lo nuestro y adoptamos lo ajeno, para parecer modernos, para estar a la moda.
No sabemos que algo de nosotros muere cuando sepultamos nuestra cultura y su gran caudal de costumbres y tradiciones.
Extraño los días, en Jalisco, México, cuando Manuel Robledo, mi padre, decía: "en cuatro meses llegan las lluvias". Aprendí que contaba a partir de un día, a principios del año, en el que todo amanecía cubierto por una espesa niebla. Ignoro dónde lo aprendió. ¡Pero nunca fallaba!

No hay comentarios.: