jueves, septiembre 30, 2004

Fox y López Obrador

Después de 18 intentos, el jefe de gobierno del Distrito federal, Andrés Manuel Lòpz Obrador pudo entrevistarse con el presidente de México, Vicente Fox este 29 de septiembre.
Prudente como ha sido siempre, Andrés Manuel no quiso hacer declaraciones al salir de Los Pinos; mientras que la Presidencia de la República se esperó dos horas para dar su versión del encuentro, en el que inevitablemente uno de los temas fue el desafuero del jefe de gobierno capitalino. Quizá esperaban, Fox y sus colaboradores, que Andrés Manuel saldría a decir cosas y se desesperaron al ver que no sucedió.
De lo que salió a decir el vocero presidencial Rubén Aguilar no hay nada rescatable: que la plática se dió en un marco de cordialidad y respeto; que Fox "sostuvo que no ha habido ni habrá intención alguna de afectar políticamente" a López Obrador.
Fox no estuvo solo, como si lo hizo Andrés Manuel, lo acompañaron Santiago Creel y Eduardo Sojo.
Este jueves, el gobernante capitalino dijo que no confía en los ofrecimientos de Fox. "Tenemos que actuar de manera precavida, si estoy diciendo que es un asunto político ni modo que yo diga confío, o sea no, o sea yo tengo mi punto de vista, respeto la visión del Presidente... quien me diga que es un asunto estrictamente jurídico, pues lo que haría yo en una conversación de este tipo es decir que respeto su punto de vista, pero no lo comparto".
Reiteró que le hubiera gustado un encuentro a solas con Fox.
El caso es que el presidente de México demostró, por enésima vez, que no le interesan los interes del país, sino los de su camarilla política. Oyó a Andrés Manuel pero no quiso recibirlo a solas para no tener que escucharlo. Aceptó platicar con él obligado por la presión de la opinión pública.
Es lamentable que, al margen de si se debe o no desaforar al jefe de gobierno del Distrito Federal, el presidente Fox no tenga con el mandatario capitalino una relación cordial, como merecerían que así fuera los habitantes de la ciudad de México.
La errática y desastrosa gestión de Fox demuestra que está en el cargo para seguir privilegiando sus intereses y no los de la Nación. ¡Qué vergüenza de mandatario mexicano!
Del encuentro se puede leer aqui en Proceso y acá en la cobertura especial de El Universal on line.

No hay comentarios.: